Mali; encuentro de caminos
 
 
Historia
Clima y Gastronomía
Datos del Pais

La república de Malí se halla situada en el corazón del África Occidental. Limitada al norte con Mauritania y Argelia, al sureste con Níger y Burkina Fasso; al sur con Costa de Marfil; y al sudoeste con Guinea y Senegal.
El río Níger es su arteria principal, cuyas cuencas alta y media lo atraviesan de suroeste a noreste, y vierte sus aguas en la frontera nigeriana. Al sudoeste se extiende la cuenca alta del río Senegal. El país constituido en sus nueve décimas partes por grandes llanuras de menos de 300 m. de altitud, atravesado por algunos macizos montañosos, como la grandiosa Falla de Bandiagara, en la región de Mopti. Al norte de la capital, se extienden las arenas del Desierto del Sahara.
En el corazón de los imperios del África Saheliana, punto neurálgico de caminos y encuentros de caravanas transaharianas, se descubre la República de Malí. Su pasado legendario de deja sentir en cada aldea, surgiendo entre el polvo del desierto o en las fértiles orillas de lo ríos. Este país tiene paisajes demasiado extensos y diferentes, así como un variado mosaico étnico difícil de unir en un sólo concepto.
Malí ofrece al viajero una tierra llena de arte, historia y cultura, donde el tiempo parece haberse detenido. Quedaron para los mitos ciudades como Tombuctú, Gao o Yenné, ancladas al borde del desierto. Malí también acoge a las principales capitales del pueblo Dogón, que posee una de las culturas más fascinantes de África.
El impresionante desierto propone al visitante, la posibilidad de encontrar la paz y la justa

medida de las cosas del propio ser. Los Parques Nacionales presentan un vida animal salvaje que sobrevive a las frecuentes sequías. En el Parque Nacional de Bamako pueden verse, además animales típicos del continente como antílopes, búfalos, jirafas y algunos leones.




Historia
 
Una vez uno de los grandes centros de la cultura Islámica y riqueza, el Malí ( que está el centro corazón del África occidental la mayoría del norte fuera de estados antiguas África), adeudó mucha de su reputación en el siglo XV a su situación como el mayore centre de gravidad comercial , levier sobre la transhariana.
La historia de los diferentes reinos que florecieron en Malí va unida también con otros países cercanos como Senegal, y Mauritania. Desde antiguo los árabes llamaron a las tierras al sur del Sahara " Bil al Sudán ", el País de los negros ". La vasta región comprendía todo el territorio entre el Sahara y Ecuador. Durante el periodo colonial los europeos acabaron llamando a los territorios del África Occidental el Sudán Francés, que tras independizarse se llamó Malí.
Hasta mediados del siglo XIX el interés de Francia se basaba en la trata de negros, interés que compartían los demás países europeos. En 1.854 se pensó en la unión del Alto Senegal con el Alto Níger y para 1.876 los establecimientos de la costa se habían extendido considerablemente hacia el interior por medio de misiones y campañas militares. Durante este tiempo los gobiernos implicados firmaron acuerdos para fijar las fronteras de los territorios nacionales y los de influencia. En 1.895 se agruparon las colonias y los territorios bajo un gobernador general. En 1.900 terminaría la expansión francesa.
Los cronista árabes fueron los primeros en escribir sobre las relaciones comerciales del Magreb con los antiguos reinos de Ghana, Malí y Songhai, así como de sus
poderosas ciudades de Gao, Djenné y Tombuctú. Con la llegada de los primeros europeos en el siglo XIII, las ciudades del oro estaban en plena decadencia, provocada tanto por las acciones de piratería organizadas por los marroquíes como por la apertura de nuevas rutas comerciales abiertas por los europeos desde el puerto de Guinea, que pusieron fin a la prosperidad de las rutas de caravanas que cruzaban el Sahara.
Durante la Segunda Guerra Mundial, tras la ocupación del norte de África, en noviembre de 1.942, el gobernador general firmó un acuerdo con el almirante Darlan proclamándose la adhesión del África Occidental Francesa a las Naciones Unidas.
Hasta septiembre de 1.958, Malí formó parte del África Occidental Francesa, fecha en que se celebró un referéndum para votar la independencia. Se unió a Senegal, Dohomey y Volta para formar la Federación de Malí, pronto se separaron. Volta y Dahomey, y en agosto de 1.960 se separa también Senegal, quedando solamente Malí y pasando a denominarse República de Malí. Su primer presidente fue Modibo Keita. Su intento de cear un República popular socialista fue abortado por el golpe militar en 1.968.
En el año 1.985, Monssa Traore es reelegido presidente, mandato que ejerció hasta 1.990 en que fue derrocado. Al año siguiente, Konare se alzó como el nuevo presidente de Malí, siendo el jefe de gobierno Ibrahima Boubacar, designado como tal en el año 1.994.





Cultura, Clima y Gastronomía.
 
A pesar de la gran diversidad de etnias, existen en Malí todas comparten una cultura común, con una gran amplitud de matices. La sociedad está fuertemente dividida en castas. No hay parias y cada casta tiene derechos y obligaciones. Un ejemplo de orden jerárquico que se sigue en todo el país es el que observan los bambara. En primer lugar figuran los " nobles "- más de la mitad de la población-, que han de ayudar a las personas de casta inferior a cambio del respeto; a continuación, están los " herreros " muy temidos por su relación co el fuego del infierno, y de la que proceden la mayoría de curanderos y morabitos; luego se encuentran los " griots ", respetados por sus habladurías; no todos los griots son músicos; después están los artesanos del cuero o " garanké ", también muy respetados porque su oficio está entre la vid y la muerte; y en último lugar de la división social se sitúan los " esclavos ", los únicos miembros de la sociedad que tienen derecho a empleo. Este orden social se está fragmentando lentamente por la influencia de las ciudades, el dinero y la necesidad de cooperación que impone la sequía. Hoy, un esclavo que se haya convertido en comerciante puede emplear a un noble arruinado.
La larga y rica tradición religiosa musulmana ha dejado huella en el país. No hay pueblo o aldea que carezca de mezquita. Esta presentan un estilo propio denominado " sudanés ", que consiste en el empleo de pirámides trucadas simétricas levantadas con barro y madera, adornadas con peraltes cónicos del mismo material. Algunas de las mejores muestras, situada en Tombuctú, Gao, y Diré, fueron diseñadas por el alarife andalusí Es-
Saheli, traído de la Meca por el emperador maliense Mansa Mussa en 1.324.
Pero el Islam de Malí ha quedado fuertemente impregnado por el animismo. así, los bambara continúan practicando su religión ancestral, adaptada en parte al islamismo.
El arte negro está concebido fundamentalmente como una manifestación de la religión tradicional africana, y se plasma en la cultura. Se realizan estatuas de dimensiones reducidas, que representes los antepasados, figuras míticas y animales, y son objeto de culto. También son importantes las máscaras, que surgieron para acompañar a los rituales y bailes tribales. El valor artístico tanto éstas como de las estatuas, las ha convertido en piezas de museo y en "souvenir " muy codiciados por los viajeros.
La música africana se escucha en todas partes y a todas horas; en los pueblos y en la selva, donde a menudo, los cantos de trabajo marcan el ritmo de las actividades agrícolas en los campos. Los instrumentos musicales tienen un valor simbólico para todas las etnias. Para los Dogón, los ocho diferentes tambores que usan en sus rituales son los antepasados de las ocho familias de lenguaje de su comunidad. La música tradicional Maliense tiene sus orígenes en las canciones de los " jalis " o Griots ". Se trata de una casta de músicos ambulantes proveniente de las días de esplendor del Imperio de Malí. Desde pequeños aprenden la música y recorren desde los poblados hasta las televisión para cantar las alabanzas de una dinastía y sus descendientes. Las hazañas de tal o cual monarca africano apasionan al público, que se las aprenden de mamoria. Actúan en cualquier barrio cuando hay una fiesta, y no se puede rechazar su presencia. Se sitúan en
la entrada de una casa, delante del dueño y, de acuerdo con el dinero que esperen sacar, recitan toda una saga o cantan solo una estrofa. Es muy normal que al caer la noche, entre los tenderetes de la plaza de cualquier poblado, se vea a grupo de gente escuchando los cánticos de un griots, acompañado por su " kora" , un instrumento cuya musicalidad recuerda ala del arpa.
Cuando se visite cualquier aldea de Malí, es recomendable saludar primero al jefe del poblado, quien le podrá facilitar la visita al pueblo y dará permiso para hacer fotos, a la gente especialmente en el mercado al aire libre. ASí podrá hacerlas en las tiendas de artesanía. En cualquier caso, es mejor que pida permiso previamente. En algunas etnias, por influencia religiosa, no está bien visto el fotografiar a las mujeres.
La visita a cualquier poblado del país Dogón ha de realizarse obligatoriamente con un guía local de acompañante. Está prohibido entrar en los locales donde se celebran los ritos animista ( ceremonias, misas y sacrificios. Los dogones son un pueblo troglodita y entierra as sus muertos sobre las rocas , por lo que no se debe penetrar en los cementerios Si tiene la suerte de ser invitado a comer en una casa particular, tenga en cuenta que se come deprisa, con los dedos y en grupo, alrededor de una cazuela o plato y a menudo dentro de las habitaciones. Conviene manifestar que se tiene apetito. Se come sólo con la mano derecha, pues la izquierda es considerada impura. Hay que levarse las manos antes de comer. A cualquiera hora del día es muy probable que le ofrezcan como signo de cortesía un té. Tomar esta bebida es una costumbre muy enraizada en Malí. Se prepara según la tradición marroquí, dosificando menos fuerte y el tercero más suave y bastante dulce.
Por otra parte, en cuando a la vestimenta, aunque el
maliense es bastante tolerante con el turista, es aconsejable que las mujeres lleven faldas que cubran por debajo de las rodillas. Es muy importante no olvidar que en Malí está prohibido el consumo de hachís. El regateo es una práctica habitual en el comercio. Para llevar a cabo cualquier compra de " souvenir " le interesará regatear, si no quiere pagar una cantidad desorbitada.
Es destacadamente seco y caluroso, y se torna más húmedo al sur. Mientras que la lluvia puede caer sólo durante algunas semanas al año al norte, en la zona climática de Sahel, a medida que nos desplazamos hacia el mediodía puede llover durante 3 ó 4 meses. Hay tres estaciones bien delimitadas. La calurosa y seca va de marzo a finales de mayo. En este mes, la temperatura alcanza una máxima de 39 º C en Bamako, 41 en Mopti y 43 en Tombuctú. La estación de lluvias se extiende entre junio y octubre. En agosto, se da la temperatura más baja del año en Bamako ( 30 º C ) y Mopti ( 31 º C ), mientras que Tombuctú llega a los 34 º C . La estación fresca y seca comprende desde octubre hasta marzo. El " harmatan ", un viento del desierto seco y caluroso proveniente del noreste, sopla desde el final del invierno hasta abril.
El mejor período para visitar el país va de enero a marzo. No obstante, la estación de lluvias ( de junio a octubre ) es la más pintoresca, debido a la gran actividad agrícola que se despliega en las aldeas y a la crecida de los ríos. Además, es el momento adecuado para navegar por el Níger hasta Tombuc
El país se divide en tres regiones: la del norte, desértica, forma parte del Sahara; la del centro, denominada Sabana del Sahel en proceso de desertificación; y la meridional, con vegetación de sabana húmeda es la más poblada y regada por las aguas de los ríos Senegal y Níger. La escasez de agua y la deforestación por incendio de árboles para cultivos provocan mayor



Datos del País.
 
  Extensión km2
Población
Densidad
Capital
Moneda

1.240.000 km2
11 Millones
9 hab/ km2
Bamako
Franco CFA
 
Composición étnica
 
  Malinké, Sarakole
Peul
Songhai
Tuareg y Moor
Bambara y Senufo
50%
17%
12%
10%
9,09%
 
Otros Datos de Interés
 
  Idioma oficial
Religiones
Indice de Natalidad
Esperanza de Vida
Mortalidad Infantil
Renta Per Cápita
Índice de Alfabetización


Frances,(local Bambara, Senufo,Mopti
80%Islamista,10%Cristianismo,10%Animistas
6,0%
53años
118 por 1.000
2770 $ USD
48 % hombre, 33 % mujer

e-mail:fasub@fasub.org - Tfno/Fax: 976 154 245 - Móvil: 622 307 270